Manual maestro escuela Biblica Dominical

Manual de Educación para maestros de Escuela  Biblica Dominical

 

LA EDUCACION EN LA IGLESIA

(Manual de Trabajo)

INDICE

 

LA EDUCACION EN LA IGLESIA

(Manual de Trabajo)

TEMA 1 – LOS MAESTROS

Como ejemplo incomparable en esta tierra, tenemos al Señor Jesucristo que fue llamado “maestro” unas 60 veces en las escrituras (raboni)  Mateo 8:19 y Marcos 9:38. Aunque Jesús fue conocido como sanador de las multitudes, los Evangelios nos relatan en detalle el ministerio principal que el tuvo, como los fue el enseñar las cosas de Dios. A través de las parábolas, historias, ejemplos y a veces enseñanzas duras y difíciles, Jesús enseñaba a las gentes continuamente en el Templo, en los Campos, por el mar, andando por el camino.

Es interesante notar que uno de los requisitos de un líder en la iglesia es la habilidad de enseñar (1Ti. 3:2). La Biblia habla también del don o ministerio de la enseñanza (Ro.12:67, Ef. 4?:11) y les da lugar de importancia a los maestros entre los demás ministerios.

A. REQUISITOS DE UN MAESTRO CRISTIANO

- Debe tener una relación personal con Cristo Jesús.
- Debe vivir la vida cristiana en obediencia a la palabra de Dios. No puede vivir en abierto desacuerdo con los principios bíblicos.
- Debe ser sensible, tierno e interesado en las necesidades de los otros.
- No debe temer el trabajo duro, ya que la enseñanza requiere horas de preparación y estudio, además del desgaste emocional y espiritual al enseñar.
- Debe ser creativo con ideas originales, y saber buscar ideas de otras fuentes. Debe ser capaz de adaptar las lecciones a los alumnos con pensamientos nuevos.
- Debe tener una actitud positiva y entusiasta. El carácter del maestro influye en la enseñanza. No debe ser demasiado pasivo ni pesimista.
- Debe ser persona con autoridad. Esa cualidad puede desarrollarse cuando hay una auténtica convicción de que estamos ocupados en un ministerio espiritual importante. La inseguridad es lo que hace perder sus cualidades de líder a muchas personas.

Ser maestro de la palabra de Dios, es el mayor privilegio que se puede gozar. Significa estar íntimamente vinculado al Maestro por Excelencia, nuestro Señor Jesucristo, ya que gran parte de su ministerio comprendía la enseñanza. Él delegó poder y autoridad a sus seguidores para que continúen esa labor.

Y les dijo: “Id por todo el mundo y predicar el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado será salvo; más el que no creyere, será condenado.” Marcos 16:15-16.

“Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.” Hechos 1:8.

Dios ha puesto sus ojos en los maestros, y ese deseo de enseñar que brota desde lo profundo de su ser, no es sino un llamado del Señor.

Él necesita de usted para la educación de sus “joyas”, los niños y las niñas que el tanto ama. Sus inmortales vidas representan gran valor. Jesús murió por cada uno de ellos en la cruz. No derramó su preciosa sangre, en precio de rescate, solamente por los adultos, sino que también lo hizo por los niños.

La vida de un niño se puede comparar a una hoja de papel en blanco. Cada persona que pasa por su lado, escribe algo en esa hoja.

Al llamarle para ser maestro, Dios dispuso que usted ayuda a otros seres humanos a aprender. No importa cuán grande o cuán pequeño sea a quien enseñe, siempre estará centrado alrededor de tres factores:

  • El Maestro
  • La Lección
  • El Alumno

B. EL MAESTRO Y SU EXPERIENCIA CON DIOS

No se pueden compartir experiencias que no se hayan vivido. Teóricamente el maestro puede explicar muchas cosas, pero, solamente puede impactar en la vida de sus alumnos cuando respalda la teoría con experiencias personales.

Para el maestro cristiano, el nuevo nacimiento es su primera y gran experiencia con Dios. Para poder enseñar, tiene que ser salvo y lavado de sus pecados por la sangre de Jesucristo y debe haber obedecido plenamente el mandato en Hechos 2:38: “Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo”

Es sumamente importante ser lleno del Espíritu Santo. Hay tantas cosas que quieren ocupar lugar en nuestro interior y nos invaden, a menudo, pensamientos de diversa índole, mayormente negativos. Por ello, necesitamos la llenura del Espíritu Santo, para que las cosas del mundo no hallen cabida. El egoísmo, la envidia, la hipocresía, y tantos más, tendrán que dar media vuelta a la puerta del corazón, pues ya estará ocupado por el Espíritu del Señor.

El maestro que abre su vida al Señor, producirá el fruto del Espíritu Santo y podrá respaldar su enseñanza con experiencias reales. Me duele decir que, hay muchos maestros que enseñan la Biblia, sin gozar de una relación personal con Dios. Son “ciegos guías de ciegos”, como lo expresa Jesús en Mateo 15:14 como resultado, tanto el maestro como sus alumnos, caen en el hoyo.

Pablo podría afirmar: “Yo sé en quien he creído” (2 Ti 1:12). Esa firme fe en el Señor y S Palabra, debe caracterizar a cada maestro; no sólo delante de sus alumnos, en un día domingo, sino cada día de la semana y en cualquier situación o lugar. Jesucristo dijo: “Vosotros sois la luz del mundo, una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.” Mt. 5:14-16.

C. LO QUE EL MAESTRO DEBE HACER

- Leer y estudiar continuamente la Biblia y las fuentes que le ayudarán a ser mejor maestro.
- Debe preparar su lección cada semana dedicando el tiempo necesario para que ser parte de su propia vida y se adate a las necesidades de sus alumnos.
- Debe llegar a tiempo para cada clase y procurar que los alumnos hagan lo mismo. Es una responsabilidad concreta, y al no hacerlo, demuestra que no considera importante la labor de enseñar.
- Debe orar por sus alumnos durante la semana. Recordar sus necesidades y también visitarles de vez en cuando. La relación personal maestro-alumno es importantísima.

D. MÉTODOS DE ESTUDIO PARA EL MAESTRO

- Busque un lugar tranquilo para estudiar.
- Reúna todos los materiales de estudio para luego no interrumpir el estudio.
- Escoja una hora del día cuando su mente esta activa y alerta.
- Este cómodo: Tenga mesa y silla, suficiente aire y luz.
- Sea disciplinado: No espere inspiración para estudiar, hágalo como hábito para el Señor.
- Prepare la lección con tiempo: El estudiar a última hora resulta en mala preparación y perder los resultados deseados en los alumnos.
- Alterne su actividad: Lea la porción bíblica, luego ore por los alumnos, estudie mapas y comentarios, memorice el texto principal (áureo) y practique el uso del material visual.

E. METAS QUE DEBE TENER EL MAESTRO

- Que el alumno aprenda la lección, que la entienda.
- Que el alumno guarde las verdades bíblicas en su mente y corazón.
- Que la vida del alumno sea transformada como resultado de la enseñanza.
- Que las necesidades espirituales del alumno encuentren respuesta a través de las lecciones.
- Que el alumno llegue a ser investigador incansable de la Palabra de Dios, buscando siempre profundizar en la verdad y su relación con la vida humana.
- Que el alumno llegue a tal nivel de motivación que sea un maestro para otros también.

F. MANERAS DE PREPARAR LA LECCIÓN

- Una limitada preparación: Sólo lee la porción bíblica y el manual del maestro.
- Una mejor preparación: Estudia para la lección tomando notas y consultando libros de referencia.
- Una buena preparación: Apunta ilustraciones personales y explicaciones que se relacionan con la vida de los alumnos.
- Una excelente preparación: La lección inspira y cambia aún al maestro, y como resultado la lección es enseñada con unción y poder del Espíritu Santo.

 

G. LA INFLUENCIA DEL MAESTRO

Como maestro, debe reconocer la influencia que su vida ejerce sobre los alumnos. Ante ellos, usted es un representante de Jesús, y lo que ellos le vean hacer, guiará, en gran parte, del destino de sus vidas. Trate de ejercer sobre ellos una influencia positiva.

El maestro enseña un poco por medio de lo que dice, algo más por medio de lo que hace, mucho más por medio de lo que es.

La vida y la personalidad del maestro es la lección más poderosa que puede enseñar. No son, en primer lugar, las elocuentes palabras que influyen en el niño, sino la vida santa del instructor: una vida entregada de lleno al Señor Jesús.

H. EL DESEO DE APRENDER

Lo más importante en la vida del maestro no es enseñar sino aprender, y ¡aprender de Jesús! Por cierto, debe leer y estudiar buenos libros, conocer de pedagogía y tratar de mejorar sus métodos de enseñanza, pero lo primordial es que aprenda de Jesús mismo, por medio de una vida de íntima comunión con él. Él es el Maestro por Excelencia y nadie nos pude enseñar mejor.

Para aprender hay que estudiar; en este caso, la Biblia, pero también otra buena literatura. El conocimiento no es una carga pesada y el tiempo dedicado al estudio, nunca es tiempo perdido.

I. LA SINCERIDAD DEL MAESTRO

La vida del maestro necesita ser transparente como la luz. Debe poder decirse de él, lo mismo que Isaías profetizó respecto a Jesús: “… ni hubo engaño en su boca” (Isaías 53:9).

Jesús fue sincero con sus seguidores. Día tras día, ellos compartieron con él la abundancia y la escasez, la alegría y el dolor, la aclamación de los admiradores y las burlas de los enemigos. Ellos lo conocieron en la intimidad del hogar y entre grandes multitudes, y nunca lo vieron actuar con hipocresía.

Los hechos y las palabras de los maestros deben ser como Pablo dijo “Con Cristo estoy crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí…” (Gálatas 2:20).

J. COMUNIÓN CON DIOS

Para vivir una vida ejemplar y fructífera, es indispensable desarrollar una diaria e íntima comunión con Dios por medio de la oración y el estudio de su palabra.

La Oración es el medio por el cual podemos experimentar milagros en nuestra vida. Para el maestro es importante orar como un niño, orar por un niño, orar con un niño.

Jesús dijo: “Si no os volvéis y os hacéis como niños…” (Mateo 18:3). Los niños son sinceros, humildes y dependientes, ya que todavía no han descubierto, lo que en el mundo adulto es tan conocido, las dudas. No es suficiente orar como un niño, sino necesitamos también orar por los niños. Pida por cada uno de sus alumnos, para que ellos puedan poner sus jóvenes vidas en manos de nuestro poderoso Señor  Jesús.
Al ser constante en la oración por sus alumnos, usted como maestro, no tardará en experimentas el gozo de orar con un niño. No hay mayor felicidad. El estudio de la palabra va mano a mano con la oración. Por medio de la oración el maestro habla con Dios. Por medio de la lectura de la Palabra, el maestro ofrece a Dios una oportunidad de hablarle.

K. COMUNIÓN CON LOS HERMANOS

Como hijo de Dios y maestro cristiano, usted forma parte de una gran familia. Y tiene hermanos en cada país del mundo, ahora le toca aprender a vivir en paz con aquellos que están cerca suyo.

Jesús habló acerca de los más grandes mandamientos: El amar a Dios sobre todas las cosas, y el amar al prójimo como a sí mismo (Mateo 22:37-40). También nos dio un mandamiento nuevo: “Este es mi mandamiento; Que os améis unos a otros, como yo os he amado.” Juan 15:12. El maestro necesita tener disposición para trabajar lo mismo que tuvo Jesús. Tiene que saber que está realizando una labor que producirá fruto para la eternidad.

LA EDUCACION EN LA IGLESIA

(Manual de Trabajo)

TEMA 2 – CARACTERÍSTICAS DE CADA EDAD

A. ESQUEMA DEL DESARROLLO FÍSICO MENTAL SOCIAL Y ESPIRITUAL DEL NIÑO Y DEL PRE-JUVENIL

 EDAD  FÍSICO  MENTAL  SOCIAL  ESPIRITUAL
 0 – 3  activo  descubridor  individualista  imitador
 4 – 5  juguetón  preguntón  juega con otros niños  crédulo
 6 – 8  movedizo y travieso  observador  elige a sus amigos  observador
 9 – 11  creativo  analizador  muestra aversión al sexo opuesto  rinde culto
 12 – 14  está en transformación   es critico  vuelve a la amistad entre ambos sexos  duda y pregunta
 15 – 17 llega a la madurez  opina  se enamora  necesita estabilidad

 

En general se puede hacer las anteriores divisiones para una clase de niños, en lo posible y en la posibilidad que tenga divida las clases de los niños como muestra en esquema anterior.

A veces es difícil hacer, por varias razones, en algunos casos es porque no hay espacio Físico para dividir varias clases, no hay maestros para las diferentes edades o son muy pocos niños lo que tiene en su clase y ve por conveniente no hacer esta división, en este último caso si tiene la capacidad de dividir su clase y hay suficientes maestros debe hacer la división, porque las características de los niños en sus diferentes edades hace dificultosa la enseñanza y captar la atención y lograr que el mensaje llegue a todos ellos.

Las cuatro grandes divisiones para una clase de niños son las siguientes de las cuales se dará algunas características de los niños. Cada edad tiene sus características propias, sus intereses, su manera de ser, su capacidad de aprender, sus problemas. El buen maestro conoce a sus alumnos y las características especiales que tienen. El buen maestro sabe bien que el tiempo que puede un alumno prestar atención a la clase varía según la edad que tiene.

A. PARVULOS. PRINCIPIANTES O PRE-PRIMARIOS
Edad: de 3 a 5 años
Es la edad de la observación, de copiar a los demás. No quieren participar en la clase, prefieren la misma maestra y la misma aula cada semana. Nunca están quietos. Sol curiosos, llenos de preguntas, quieren saber cómo se llama cada cosa y cómo funciona.

Es imaginativo, creativo, le gustan las historias y no se cansa cuando se le repite vez tras vez. Cree todo lo que le dicen, es confiado. Necesita amor de sus maestros. Su mundo es pequeño y cualquier cambio le trae inseguridad. Juega con amiguitos pero es muy egocéntrico y no comparte sus cosas con otros.

Su mundo es el juego, y, por ser inquieto necesita un horario lleno y completo de actividades dirigidas a su nivel de interés y habilidad. Tiene vocabulario limitado y no posee conceptos de tiempo y espacio. Necesita el afecto físico de sus maestros a través de caricias y abrazos, Debe aprender que Dios le ama, que Dios todo lo creó, que Dios desea nuestro amor.

B. PRIMARIOS.
Edad: de 6 a 8 años
El niño primario ya está en escuela y eso favorece su aprendizaje. Piensa concretamente pero le gusta lo imaginario. Distingue entre lo real y lo imaginario y memoriza muy bien. Vive en el presente no le interesa el pasado ni mucho el porvenir. Le gusta el juego de palabras y números.

Características físicas. Sus músculos pequeños no son bien coordinados y por eso los trabajos manuales no deben ser complicados ni detallados. Quiere participar en vez de mirar. Busca aprobación de los adultos. Es enérgico pero se cansa fácilmente.

Características Sociales. Le gustan las actividades sin competencia. Desea amistades pero ama más al adulto. Es todavía egoísta. Le gusta hablar. Quiere portarse como adulto.

Características Emocionales. Trata emocionalmente a personas y cosas. Es impaciente y tiene temores. Simpatiza con otros y se identifica con ellos. Puede resistir a demandas personales y desobedecer.

Características Espirituales. Le gusta mucho la escuela dominical, la gente, la iglesia. Tiene fe sencilla con Dios, ora extensamente sobre todas las cosas de su vida. Debe ya entender la historia de Cristo y la salvación en su sentido sencillo. Tiene curiosidad acerca de la muerte y del cielo. Desea ser bueno y ora para comportarse bien.

C. PRIMARIO SUPERIOR
Edad: de 9 a 11 años
Ya lee bastante bien, piensa y razona más, Tiene buena memoria, es preguntón y desea aprender. Puede pensar con sentido cronológico. Le gusta leer y buscar textos bíblicos.

En lo físico es exageradamente fuerte y enérgico, tiene muy buena salud, es ruidoso y le gusta pelear. Ama la naturaleza, las plantas y animales, quiere descubrir aventuras por su cuenta.

En lo social, es muy competitivo en juego de habilidad. Es leal a sus amigos y les obedece más a ellos que a sus maestros o padres. No le gusta la autoridad, la resiste. Tiende a admirar a ciertos líderes o héroes de la televisión o el cine. No le gusta el sexo opuesto.

En lo emocional, el niño primario superior tiene pocos temores y no expresa ninguno. Puede ser de mal genio y enojoso. No le gustan demostraciones de afecto caricias y besos. Le gustan los chistes y el humor. Puede cubrir sus problemas con actitudes exageradas.
En lo espiritual, reconoce el pecado y pone normas altas para sí. Tiene preguntas sobre el evangelio y puede hacer una entrega a Cristo, pero quizás esconda su deseo de hacerlo. Necesita ayuda y ánimo en su crecimiento espiritual. Son los años cuando se forman hábitos importantes de su vida personal y vida espiritual. Anímele a través de competencias con puntos por asistir, leer su Biblia, memorizar su texto, traer a los amigos, etc. Es admirable lo que un niño de esta edad hará para ganarse un premio o uno cuantos puntos.

D. INTERMEDIOS
Edad: adolescentes, entre 12 a 14 años
Muchos están estudiando en la escuela básica y la palabra clave es “transición”. Ni son adultos ni son niños. A veces se portan como adultos y a veces como niños. Sus características fundamentalmente son:

- Son conscientes de la ropa, su arreglo personal, su apariencia.
- Son conscientes del sexo opuesto y buscan relacionarse con éste.
- Son conscientes del dinero, lo que vale, lo que cuestan las cosas. Algunos trabajan.
- Tiene altos ideales, admiran a ciertos personajes y desean ser como ellos.
- Tiene buena memoria para aprender textos y guardan muchas enseñanzas espirituales.
- Desean ser independientes pero muchas veces son fácilmente influenciados.
- Tiene un sentido social despierto. Se resienten con la injusticia..
- Dudan de lo que los adultos dicen, dudan de la Biblia y preguntan ¿por qué? Están evaluando todos los principios que les han sido enseñados. Es tiempo de formar convicciones en ellos.
- Tienen más conocimiento que experiencias, piensan que lo saben todo pero… Su crecimiento físico está en su mejor época y están madurando como adultos. Hay problemas de ajustes hasta que se acostumbren a su nuevo cuerpo. Es importante poner los mejores maestros es la edad de intermedios. Es a esta edad en que un 85 % deja la escuela dominical y la iglesia. Debe haber enseñanza bíblica a su nivel de interés y problemas para que en lugar de dejar la iglesia se afirmen en ella. El maestro debe comprenderlos, amarlos, interesarse en ellos y escucharlos. El maestro debe probar con su ejemplo y la Palabra que Jesús es el Hijo de Dios y que podemos confiar en la Biblia como libro inspirado por Dios.

El maestro debe hacer interesante su clase, nunca aburrida y monótona.

LA EDUCACION EN LA IGLESIA

(Manual de Trabajo)

TEMA 3 – EL USO DE LOS SENTIDOS EN LA ENSEÑANZA

El discípulo aprende a través de sus experiencias. Muchas de sus experiencias, pero no todas viene por sus sentidos. El aprendizaje es generalmente mejor cuando el alumno usa más de un solo sentido a la vez. El buen maestro o líder recuerda, sin embargo, que no todas las experiencias pueden provenir de sus sentidos. Hay muchas clases de experiencias, algunas son experiencias de la realidad como golpearse el dedo con un martillo o ir de viaje, algunas son ficticias o imaginarias, por ejemplo cuando se toma parte en una comedia o drama. Algunas experiencias son indirectas usando palabras o símbolo; por ejemplo leer un libro o escuchar un discurso. Algunas experiencias son indirectas usando representaciones de cosas reales, como ver una película o un cuadro. Las experiencias directas requieren el uso de más sentidos que las experiencias indirectas.

En varios estudios hechos, se trató de ver cuales de los cinco sentidos son los más receptivos para la enseñanza. Se llega a las siguientes conclusiones:

El niño recuerda el 10% de lo que oye, el 50% de lo que ve, el 70% de lo que dice y el 90% de lo que hace.

A ENSEÑANDO A TRAVÉS DEL OÍR.
La enseñanza a través del oír es el método base para casi todos los métodos. Si un maestro no usa ningún otro método, por lo menos ha de apelar al oído del alumno.

1. La conferencia. La conferencia es también llamada por algunos autores la “disertación”, la “exposición”, o el “discurso”. Una conferencia es tratar de manera ordenada un tema específico, a través de un discurso, con propósito de instruir.

Problemas con la conferencia. Existen dos tipos clásicos de conferencias, la conferencia fija y la conferencia educativa. La primera es dada por un maestro que ignora al grupo y no tolera interrupciones. Este método de la conferencia fija no es muy efectivo. Los mejores maestros usan la conferencia educativa (la conferencia interrumpida), cuando la conferencia se adapta a las necesidades del grupo permitiendo sus preguntas cuando éstas den una orientación práctica al tema presentado.

Cuando no se permite a la clase hacer preguntas, el maestro no podrá descubrir cuáles son sus conceptos equivocados y no los podrá corregir. También la conferencia fija no permite aprovechar las ideas que puedan aportar los miembros de la clase, ya que el método de la conferencia se usa mayormente con los jóvenes y los adultos.

Cuándo usar la conferencia. Se ha dicho que la conferencia no es el mejor método; Sin embargo hay ocasiones en que su uso es indispensable. El buen maestro sabrá usar la conferencia en su debido lugar y tiempo. Podemos encontrar seis situaciones en la cual debemos usar la conferencia:

- Cuando ya ha habido motivación para los alumnos.
- Cuando necesitan transmitir mucha información en breve plazo
- Cuando la experiencia del alumno hace que las palabras adquieran significado para él
- Cuando los maestro tiene percepciones o información inusitada no compartida por el grupo
- Cuando el grupo es demasiado numeroso para usar otros métodos
- Cuando se tiene la pericia necesaria

Jesucristo usó mucho la conferencia en su enseñanza. Algunos de los apóstoles también usaron la conferencia o el discurso.

a. Cómo mejorar la conferencia. El tono de voz del maestro afecta mucho para lograr efectividad en la enseñanza. Ayuda a mantener la atención o a perderla. Algunas personas tienen una voz agradable, otras no. Afortunadamente se puede cultivar una voz que sea agradable para los que escuchan. Una buena sugerencia es que se grave la voz para analizarla y poder estudiar los problemas que se presentan. Otro factor que ayuda a mejorar la conferencia es el ambiente que prepara el maestro. Si la clase no es muy grande usar un tono conversacional en la enseñanza y puede impartir su clase sentado.

Deber incluir narración de experiencias personales como parte de un discurso y tratar de usar los nombres de sus alumnos cuando se dirige a ellos. Si comienza la clase con una actividad informal aumentar el interés, como también el saber usar correctamente al buen humor.

b. El Método de la Historia. Se tiende a usar la conferencia al enseñar a los jóvenes y adultos y de la misma manera se tiende a usar la historia o narración con los niños. Es verdad que la conferencia no se adapta bien para los niños, sin embargo el método de la historia tiene un lugar en la enseñanza. La falsa impresión común entre los adultos entre todo lo que tiene forma de historia en las escrituras es para niños y no para adultos. No esperan encontrar en ellas un significado para adultos. Necesitan que se les diga por el contrario, que nada en la Biblia fue escrito específicamente para niños, del principio al final es un libro para adultos. Es claro que los relatos de la Biblia como las partes doctrinales son esenciales en la enseñanza de los adultos. La historia seguir siendo un método de preferencia para los niños.

El método de la historia lo usó el Señor Jesucristo a través de las parábolas, pequeñas historias con un significado profundo. Sus ilustraciones de la vida real para inculcar una verdad con valor eterno, y las usó con los adultos. Una definición de parábola sería la siguiente: “Una parábola es un relato que procede de la vida diaria y que se narra para ilustrar alguna verdad. El vocablo parábola significa: “Situados juntos” o es que cierta verdad se cita junto a una experiencia de la vida cotidiana para hacer la verdad es comprensible”?

c. Historias Para Diferentes Edades.

- Historias Realistas - para párvulos. Los párvulos, niños de 3 a 5 años, viven un período realista. Tiene interés en las cosas de su mundo, los animales, los niños, la vida familiar, juguetes. Son cosas que conoce, desde ya no pueden concentrarse por largo tiempo en una historia, sin embargo las historias cortas de tres a cinco minutos les gustan mucho y les enseñan cosas de Dios

- Historias Imaginarias - para los principiantes. Los principiantes niños de 6 a 8 años, tienen una imaginación muy desarrollada y se gozan con historias fantásticas. Saben diferenciar lo real de lo imaginario, lo exagerado. Con está edad se pueden usar relatos bíblicos que los párvulos no podrían comprender ni tener interés. A los principiantes les gusta las historias de los ángeles, los milagros todo lo que se relaciona con lo sobrenatural.

- Historias de Aventuras - para los primarios. El primario de 9 a 10 y 11 años está viviendo en período aventurero. Al primario le gusta oír historias de acción y de valor físico, más que valor moral. Él busca en las historias héroes para admirar, niños o adolescentes que hacen cosas valientes. Los niños de esta edad quieren relatos verídicos. Desean acción y conflictos con mucho suspenso.

- Historias de Héroes - para los intermedios (adolescentes). El intermedio comienza a ampliar el horizonte de niño para incluir intereses y experiencias de los adultos. Pueden experimentar este campo nuevo por substitución por medio de relatos. Necesitan descubrir que otros adolescentes y jóvenes han sentido lo mismo que ellos en la transición física y emocional propia de la edad, y que lograron éxito en ese período. El intermedio está interesado en historias de valor moral. Le atraen los héroes jóvenes y adultos que tiene fuerza de carácter y no solo meros aventureros. Lo admira mucho en la lucha y el sacrificio.

- Historias de Romance y decisión - para los jóvenes. Los jóvenes de 15 a 25 años están viviendo en el período romántico o sea la edad emocional. Desean leer historias de amor ya que éstas influirán en la formación de sus ideales, es importante que lean novelas con fundamento bíblico para evitar opiniones deformadas.

- Historias de Sacrificio y servicio - para adultos. Al estudiar la palabra de Dios, el adulto desea ver de qué manera aquellos principios se aplican a la vida real. Esto se puede lograr a través de historias verídicas de personajes que tuvieron que enfrentarse con luchas en la vida, el trabajo y la vida social. Aún historias que no tengan un final feliz pueden ser de interés a un adulto. A un adulto le atraen las historias reales de otros profesionales, de adultos que han pasado por sacrificios y que sirven a la humanidad de una manera u otra.

2. Como escoger una historia. Una historia debe ser interesante y a la vez contener una enseñanza que beneficie la vida del alumno. Habrá que tener en cuenta la edad de los alumnos para relatar una historia que sea de su interés. Este debe hacer énfasis en algún aspecto de la vida espiritual y su aplicación a la vida real. Se deben evitar relatar historias que presenten maldad hacia otras personas o animales, historias que presenten el éxito logrado por la deshonestidad. En la enseñanza de los pequeños se deben evitar las enseñanzas de temor, horror, venganza, historias de finales trágicos, historias de brujas, de gigantes malos, historias de la muerte, historias que tratan de experiencias adultas en el amor o el matrimonio.

Hay muchas fuentes donde el maestro puede encontrar historias. Jesucristo relató historias sobre la vida del campo (El sembrador), sobre la vida hogares (La Moneda perdida, la levadura, Las Diez Vírgenes); sobre los negocios (La Vid, los labradores, los jornaleros), sobre la vida política (la moneda del Cesar, el Rey que sale a Pelear); sobre los sucesos del día (Pilato y los sacrificios, la torre de Silo); sobre la naturaleza (Los cuervos, los lirios, los pájaros, la construcción de una casa sobre la arena).

También las historias pueden surgir de las experiencias personales del mismo maestro, aunque no se debe usar siempre ilustraciones personales. Se puede encontrar historias en la vida de personales bíblicos, misioneros o grandes hombres de la historia.

3. Cómo se narra una historia. La historia debe comenzar con una presentación breve del personaje principal y del problema en torno del cual gira el relato. El comienzo de un relato debe centrar la atención del grupo en la historia a través de una frase o dos. Luego de la introducción o comienzo de la historia sigue la historia con toda la acción o comienzo del conflicto. La historia se desarrolla hasta un punto culminante que se llama clímax, el cual es la parte más importante del relato y casi ya al final.

Luego del desarrollo de la historia viene la conclusión. Completa la acción y deja los personajes en una acción y concluida. La aplicación es la parte fundamental del relato, son las lecciones que se desea adaptar a la vida del alumno.

El maestro debe prepararse adecuadamente para preparar una historia, pues un buen relato mueve las emociones, y éstas mueven la voluntad. El maestro debe ensayar la historia leyéndola en voz alta practicando la entonación para mayor efectividad. Debe memorizar los hechos principales de la historia, pero en su exposición del relato usar palabras propias.

El maestro debe olvidarse de sí mismo al relatar una historia, concentrándose en la historia e identificándose en ella. Si en narrador se identifica con la historia sus oyentes podrán captar y sentir los eventos presentados como si fueran experiencias personales.

Realmente la historia es un auxiliar para explicar alguna verdad pero no se agota en ella la lección. Por ello puede ocupar un lugar en la introducción para captar la atención, o puede usarse como parte de la aplicación para relacionar la lección con la vida de los adultos o puede ser parte de la conclusión, para ejemplificar la aplicación.

B. ENSEÑANDO A TRAVÉS DEL VER. El uso de materiales visuales en la enseñanza es una ayuda especial en la didáctica. Muchas veces el maestro presenta una lección bíblica usando un sólo método. Sin embargo una lección para ser efectiva necesita ser presentada de diversas maneras, incluyendo varios métodos y varias ayudas visuales.

La psicología moderna afirma que el 80% de la enseñanza ofrecida a los alumnos se pierde antes que el alumno tenga oportunidad de usarla. Las pruebas científicas comprueban que dentro de ciertos limites con el uso de materiales visuales, los alumnos prenden un 35 % más y recuerdan más tiempo hasta en un 55 %
Los materiales visuales se dividen en dos grupos principales: Visuales proyectables y visuales no proyectables.

1. Métodos Visuales No Proyectables.

a. El Pizarrón. Se puede aprovechar de un pizarrón para presentar el bosquejo de una lección bíblica, el cual ser fácil de copiar en un cuaderno y servir como sinopsis para poder estudiar. Hay muchas maneras de usar el pizarrón, se pueden anotar las preguntas o ideas de los alumnos; puede dividirse en dos partes y poner listas negativas y positivas sobre un tema. Puede escribirse palabras nuevas con su significado, nombres difíciles de recordar, estadísticas y números los cuales al verlos no se olvidaron fácilmente. Pueden hacerse dibujos o esquemas que ayudarán a comprender la lección. También dibujar gráficos o mapas sencillos y muchas otras cosas.

b. Cuadros o Láminas. Las láminas o estampas se usan mucho con los niños, hay una variedad de láminas que ilustran verdades bíblicas disponibles para el maestro en las librerías cristianas. La mayoría de éstas viene en tamaño para usarse con clases pequeñas hasta de veinte alumnos. El maestro debe coleccionar y archivar cuadros de toda clase y quizás pueda pegarlos en cartulina. También se usan para ilustrar cantos, versículos o enseñanzas.

Se archivaron los cuadros conforme a temas generales como: la vida infantil, la vida del hogar, láminas de historias bíblicas (Antiguo Testamento, Nuevo Testamento), coros ilustrados, versículos ilustrados, etc.
Los cuadros atraen la atención porque generalmente están en colores y ayudan a visualizar la enseñanza, ayudando a grabar los datos de la historia en la mente de los alumnos.

Los alumnos pueden estudiar una lámina y luego tratar de representarla mediante un pequeño drama. Se la puede llevar y traer fácilmente y se las puede usar en diferentes ocasiones.

c. Objetos. El uso de objetos es a veces más efectivo que el uso de las láminas, porque un objeto es real en tanto que la pintura o Lamina en una semejanza de él. Por ejemplo una flor tiene mayor valor educativo que la pintura de esa flor. Las lecciones objetivas tienen valor ya que muchos objetos sirven para tocar y examinar de cerca. Los niños pequeños aprenden más por el tocar, oír o ver. Sus aulas deben estar llenas de objetos que sirvan para enseñarles cosas del Señor.

Hay diferentes clases de lecciones objetivas. El objeto sirve para que los alumnos lo vean mientras se enseña la lección. Hay objetos que tienen significado alegórico o simbólico que sirve para clases de personas de más edad. Hay también experimentos con objetos que añaden interés a una clase.

d. Carteles y diagramas. Una hoja de cartulina puede usarse de muchas maneras para enseñar. Consiste en palabras y figuras dibujadas o pegadas en la cartulina que sirven para enseñar, repasar, comparar, etc. El maestro hábil puede variar el diseño de los carteles para hacer de ellos ayudas eficaces en la enseñanza. Los carteles pueden usarse enteros, cortados a la mitad o sostenidos en ranuras. Este método de usar carteles y diagramas es para alumnos mayores de 10 años. Los carteles los puede hacer el maestro, o puede conseguirlos ya impresos.

e. Franelógrafo. Otro medio visual para la enseñanza es el franelógrafo. Se usa desde hace mucho tiempo y sigue siendo muy popular. Su nombre se origina del material que se usa en su elaboración, la franela, que tiene la característica de que los pedazos de ella se adhieren entre sí cuando se hace presión sobre esto. Consiste en una plancha de madera o cartón grueso, cubierta de franela sobre la cual se colocan las figuras.

El relatar la historia el maestro coloca las figuras de la lección en su orden debido. Según avanza la historia va incorporando o agregando figuras, a la vez que va quitando otras. En una inversión que vale la pena porque a los niños y a los adultos les encanta este medio visual y muy realista y la lección queda muy grabada a en sus mentes.

f. Mapas. El uso de los mapas bíblicos es otro auxiliar visual para el maestro que quiere impactar en los alumnos con la palabra de Dios. La Biblia cubre un área geográfica amplia y variada y el trasfondo geográfico puede confundir al alumno si el maestro no usa mapas.

Los mapas sirven para varios usos:

- Muestra la ubicación de una ciudad o de un país.
- Muestra la topografía de los lugares.
- Permite señalar la ruta de un viaje, como el de Pablo.
- Son auxiliares para determinar distancias.
- Es posible establecer una relación entre la geografía bíblica y la geografía moderna.
g. La caja de arena. Es un medio didáctico que sirve especialmente para los pequeños. Consiste en una caja de madera o cartón de orillas no muy altas y con suficiente arena para sostener figuras paradas dentro de ella. En la caja de arena se puede reconstruir una escena de una historia bíblica usando arbolitos de papel o bien ramas de plantas, colocando ovejas de cartón o de algodón y alambre y recortar figuras de personajes que parecen en la historia bíblica. Se pude hacer la historia dramática, haciendo que el personaje “camine” por una senda que se acueste bajo un árbol, que le ataque un león, etc.

2. Métodos Visuales Proyectables.

a. Filminas o Transparencias. Las filminas se llaman también cintas de vistas fijas y las transparencias se llaman diapositivas o vistas fijas. Una de las ventajas de las filminas y transparencias es que se pueden dejar bastante tiempo en la pantalla y dar lugar para preguntas y explicaciones.

b. Películas Cinematográficas o Videos. Las películas son de gran ayuda para atraer la atención y asegurar el interés de los alumnos. A pesar de las grandes ventajas de usar películas hay algunos riesgos; el maestro queda limitado a un segundo plano y no hay tanta facilidad para preguntas y explicaciones. Otro peligro es que los alumnos piensan que una película es una diversión y por ello a veces no aprenden tanto.

C. ENSEÑANDO A TRAVÉS DEL HABLAR. El tercero de los cinco sentidos, es el gusto, el cual se usa a veces dentro de la enseñanza de los pequeños si una lección se relaciona con pan, agua, etc, Pero aunque el gusto no se usa mucho en la enseñanza de verdades espirituales, la boca del alumno sí se debe emplear para el aprendizaje… El alumno recuerda el 90% de lo que habla. El alumno recuerda mejor la lección cuando lo dice. También siente más interesante la lección y presta mayor atención. Cuando el alumno comenta sobre algo, el maestro podrá descubrir las áreas de necesidad y las áreas de confusión.

1. Método de Preguntas y Respuestas. Jesucristo usó este método de las preguntas con gran acierto. El usó preguntas:

- Para introducir una lección: Mt. 16:13
- Para que sus discípulos le revelaran sus pensamientos Mt. 16:15?16, Jn. 9:35
- Para estimular el pensamiento. Mt. 1 1 :7?9
- Para conseguir que sus oyentes declarasen una verdad que conducirla a una enseñanza adicional. Mt. 22:20,21
- Para sondear los móviles, Mt. 9:4?
- Para contestar una pregunta, Mt. 12:10?12, 21:24?25

Las preguntas deben ser simples, requiriendo sólo una respuesta; las preguntas deben ser adecuadas a la edad mental y la experiencia del grupo. La pregunta debe ser clara y concisa y no debe llevar en sí misma una respuesta.

A veces surgen preguntas que no calzan con el terna. ¿Qué hacer ante esto? El maestro puede hacer una rápida evaluación y analizarla así: ¿Es importante la pregunta para quien la hace? ¿Merece la pregunta una seria consideración? ¿Tiene importancia la pregunta para el resto de la clase?. Si las respuestas a estas tres preguntas es 10, el maestro debe contestar brevemente y volver directamente a la lección.

2. Método de Discusión. La discusión a nivel de los niños, se llama simplemente conversación. Cuando el niño dice lo que piensa le produce una satisfacción que le anima a dedicarse con más empeño al trabajo. El método de la discusión permite que todos los miembros de la clase participen activamente.

Este método no es fácil, ya que requiere un maestro que tenga autoridad sobre el grupo para evitar argumentos no provechosos al grupo. El lugar debe ser preparado previamente; el líder debe venir preparado, habiendo leído y estudiado el tema para poder dominar la dirección de la discusión. El tema elegido para discusión debe ser escogido con cuidado y aun no todos los temas se prestan para ser discutidos.

La función del líder es de suma importancia, sus responsabilidades son las siguientes:

- Presentar el tema
- Hacer preguntas para guiar de un punto a otro
- Mantener la discusión enfocada en el tema central
- Resumir
- Guiar al grupo a una conclusión

3. Método de la Memorización. ¿Por que se debe memorizar? Hay ciertos conocimientos que sirven de ayuda para el crecimiento espiritual, es como el memorizar libros de la Biblia en su orden. El memorizar versículos o porciones bíblicas es de mucho valor en la educación cristiana. El alumno debe saber que “la Biblia dice…” y no “el maestro dice…” La memorización nos ayuda a expresar con la precisión y fuerza insuperables del texto bíblico mismo, las verdades cristianas que tratamos de comunicar.

En la educación cristiana no se debe memorizar por el mero hecho de memorizar, hay que explicar y aplicar las verdades de los textos memorizados. Sal. 119:11

Hay varios principios para que el método de la memorización sea efectivo en la enseñanza; tenemos que:

- Hacer interesante y comprensible el material
- Dar oportunidad para la repetición frecuente
- Esperar y animar la buena memorización
- Repasar material recién memorizado al final de la clase
- Proveer tiempo de descanso mental luego del período de memorización
- Animar la actividad mental en la memorización con tiempos de repaso.

4. Canto y adoración. La música está tan directamente relacionada por su naturaleza, con el diálogo educativo, que es casi imposible que la enseñanza-aprendizaje del cristianismo pueda desarrollarse sin su constante acompañamiento.

Quizás no se considera al canto y la adoración como un método de enseñanza, pero sí ocupan un lugar muy especial en la enseñanza espiritual del ser humano. Hay cantos que sirven para diferentes usos en la educación cristiana. Algunos sirven para abrir o cerrar una clase, otros para enseñar un texto bíblico, otros son de oración y adoración. El maestro debe enseñar a los alumnos a expresar su adoración a Dios al cantar y no solamente por el gusto de cantar. Se recomienda usar guías de cánticos.

¿Cómo se seleccionan los cantos para lograr el propósito principal?

- La letra debe apelar a los intereses y al entendimiento de los alumnos
- La letra debe tener valor espiritual
- La letra debe dar ideas correctas de Dios y de la conducta cristiana
- La música debe ser buena, de diapasón apropiado para los alumnos y debe interpretar la letra adecuadamente
- La armonía debe ser buena, y fácil de memorizar y recordar
- La música debe ser espiritual y debe notar una diferencia con la música mundana.

 

D. Enseñando a través del Hacer. El cuarto sentido que deseamos aprovechar en la enseñanza es el tacto, el tocar, el usar las manos para hacer cosas, dibujar, escribir, buscar textos en la Biblia, hacer manualidades. El “hacer” puede ampliarse para incluir proyectos, excursiones, dramatización, y recreación, o sea, actividades dirigidas.
El “hacer” tiene suma importancia en la educación cristiana, aunque por mucho tiempo se ha confundido la enseñanza con relatar, y el aprendizaje con escuchar. Pero el músico no aprende a tocar su instrumento escuchando. Tampoco aprende uno a conducir una bicicleta con sólo ver a otro hacerlo. En Proverbios se recomienda “instruir al niño”. Eso es más que decirle. El mundo necesita aprender oyendo, pero también haciendo.

Debe recordarse que el niño física y mentalmente saludable es activo y curioso. No son pocos los individuos cuyo desarrollo social y emocional se ha visto entorpecido debido a la disciplina excesiva. El aprendizaje a través de los que uno hace “es uno de los medios más importantes de la enseñanza. Lo que se hace se graba más en la mente que lo que se oye o se ve. Se recuerda el 80% de lo que se hace”.

1. Trabajos Manuales. Los trabajos manuales que permiten desarrollar la creatividad del maestro y los alumnos. Por lo general el niño es feliz al interesarse en algún trabajo manual para el que ha desarrollado el necesario grado de habilidad. Hacer cosas es fascinante, ya sea hacer dibujos, construir con bloques o pintar.

El trabajo manual proporciona descanso al alumno porque lo considera como un juego. Algunos maestros se esfuerzan en que los trabajos estén bien acabados y no que los trabajos sean un medio de aprendizaje. Cuando los maestros y ayudantes acaban haciendo los trabajos manuales para los alumnos, se pierde el efecto de la enseñanza.

Para que tenga valor el trabajo manual en la enseñanza deber:

- Contribuir a un propósito definido en la educación cristiana
- Debe ser seleccionado teniendo en cuenta las habilidades y los intereses de los alumnos
- Debe contribuir a la comprensión de la lección bíblica enseñada y no debe ocupar todo el tiempo de la clase

Una contribución positiva del trabajo manual en la enseñanza es que da ocasión a la sociabilidad. Cuando los niños hacen las cosas juntos, se desarrolla una camaradería que es muy valiosa en el desarrollo del carácter. Hay niños tímidos que pronto se olvidan de sí mismos y se unen a los demás en un grupo social interesado en alguna actividad manual.

Hay diversos tipos de trabajos manuales para ajustar a diferentes situaciones de enseñanza y diferentes facilidades que pueda tener el aula. El dibujo espontáneo sirve para niños de toda edad. Con un lápiz de color y un papel el alumno podrá usar su creatividad. El colorear un cuadro impreso sirve para niños de muchas edades. A los alumnos les gusta recortar dibujos o figuras, y pegarlos en otro dibujo. Esto sirve para niños que puedan dominar la tijera y saber usar pegamento.

El formar cajitas, sobrecitos, o canastitas de cartulinas, es adecuado para niños primarios o primarios superior. Los niños grandecitos pueden recortar figuras de revistas para preparar un cuadro o un diagrama. Pueden también dibujar o colorear mapas, como también realizar trabajos de carpintería sencilla, costura y arcilla o plastilina. Otros trabajos manuales incluyen: el dibujar uniendo líneas entre puntos enumerados, el hacer figuras que se paran sobre la mesa, o figuras para la mesa de arena y el pintar con tempera u oleo.

2. Manual del alumno. En muchas escuelas dominicales se acostumbra usar los manuales de los alumnos. Son libretas que acompañan el manual del maestro y proporcionan una variedad de actividades para escribir, investigar y dibujar. Cada alumno tiene su propio manual, y semana por semana va completando los trabajos en casa o en la clase.
El alumno también hace exploraciones bíblicas ya que en su manual hay preguntas que se contestan usando la Biblia. Esta exploración personal de la Biblia ayuda al alumno a estudiar por su cuenta las escrituras. Bajo la supervisión del maestro en la clase, que les orienta los alumnos podrán aprovechar más que dejándoles estudiar solos.

3. El Proyecto. El método del proyecto puede emplearse eficazmente en la educación cristiana. Un proyecto es esencialmente una actividad con propósito que el alumno desarrolla bajo la supervisión del maestro.

El proyecto puede ser tan sencillo como armar un tabernáculo en miniatura, usando cartón y tela, como parte de la lección sobre el tabernáculo en el desierto.

Un proyecto puede ser elaborar mapa en relieve, un álbum misionero, o un álbum de recortes con un tema definido. Estas actividades se llaman proyectos y pueden completarse con una clase o en varias clases; muchas veces requiere trabajo fuera de la clase también.

Un proyecto es una actividad en la cual se ocupa la clase, ya sea para profundizar o para expresar el aprendizaje que han hecho. Una lección llega a ser más real para el alumno cuando se ocupa en trabajos relacionados que amplían o profundizan la enseñanza.

Otros métodos que se pueden usar son la dramatización, la excursión, la recreación.

4. Resumen de Métodos. Se ha discutido de cuál es el mejor método que debería ser empleado en la enseñanza. Debemos aclarar que no existe un método que sea el mejor, porque se debe usar una combinación de métodos. Al escoger el método a usarse, se deben tomar en cuenta cinco factores:

- La capacidad y los intereses del maestro
- El currículo que se está usando
- La edad de los alumnos
- El objetivo específico del curso
- El medio ambiente y el equipo disponible

  Dios nos ayudar para que seamos buenos maestros de su palabra, usando diferentes métodos que realcen la enseñanza.

LA EDUCACION EN LA IGLESIA

(Manual de Trabajo)

TEMA 4 – PREPARACION DE LA LECCION

Jesús enseñaba con autoridad y esa autoridad daba peso e influencia sobre la doctrina que predicaba. Nuestra enseñanza a veces es buena en su contenido, pero por enseñarla sin autoridad y sin convicciones es ineficaz. No trae aprendizaje, no trae fruto. En esta lección estudiaremos lo referente a la preparación de una lección de la Biblia recordando siempre, que además de una buena lección, nos falta esa autoridad que el Señor nos da para enseñar con el poder del Espíritu Santo. La autoridad viene cuando conocemos lo que enseñamos y cuando lo vivimos.

Pasos para la preparación de una lección bíblica

A. OBJETIVO. Es el resultado; el propósito de la lección; la destreza o concepto que dominará al fin de la lección. Debe poder ser medido.

B. ANZUELO. Algo que llame la atención de los niños; les enfoca en el tema y crea interés.

C. AMBIENTACIÓN DE LA CLASE. La ambientación de la clase busca decorar el aula con motivos que reflejen el tema a enseñar; esta ambientación puede ser con la introducción de objetos, cuadros, luces, música, etc. También puede hacer que los niños “actúen” bajo algunos parámetros.

D. DESARROLLO DE LA CLASE

1. Introducción:
Es la presentación de la lección. Debe ser algo conocido y de interés al alumno. Con la introducción se logra despertar interés en la lección. El alumno viene a veces distraído y sus pensamientos están dirigidos a otras cosas. La introducción sirve para captar su atención e introducir la lección.

2. Contenido
Es la información que presenta la profesora. Este paso incluye el método que la profesora usa para enseñar esta información. La Historia Bíblica: Es la parte principal de la lección. Es presentada con una secuencia y ajustada a la edad del alumno. Se permite usar la imaginación pero dentro del contexto de las Escrituras. Se debe presentar la lección bíblica con secuencia de eventos. Debe ser clara para que los alumnos puedan recordar esa historia.

3. Verificar la Comprensión
La profesora hace preguntas para ver si los estudiantes entienden el concepto. Lo hace mientras que la lección progresa.

4. Aplicación
Relaciona la historia con la vida del alumno. Es la parte espiritual de la lección y si no hay aplicación, la lección pierde su valor. La aplicación puede ser presentada juntamente con la historia o luego de la misma. Debe ser clara y a nivel de los alumnos que asisten..

5. Práctica Guiada
Los niños cumplen la tarea con el apoyo de la profesora.

6. Práctica Independiente
Los estudiantes hacen la tarea solos.

7. Conclusión
Es la última cosa que el maestro dice de la lección. Es el pensamiento que el maestro desea que quede en las mentes de los alumnos. La invitación para salvación u oración por problemas específicos de las vidas de los alumnos. La conclusión se relaciona directamente con el propósito de la lección y lo que el maestro desea lograr a través de la clase.

LA EDUCACION EN LA IGLESIA

(Manual de Trabajo)

TEMA 5 – MODOS EFECTIVOS DE ENSEÑANZA

El éxito de la enseñanza está condicionado por los métodos de enseñanza que usamos. Puede haber enseñanza sin el uso de buenos métodos pero éstos hacen posible el máximo aprendizaje. Estos recursos de la enseñanza estimulan el interés del alumno, así como Cristo lo hizo. Piense en la edad e intereses del alumno al considerar la metodología a usarse. Pueden combinarse varios métodos también. El alumno aprende mejor cuando en la enseñanza se apela a los cinco sentidos.

1. DISCURSO O CONFERENCIA.
El maestro enseña la clase y los alumnos solamente escuchan. Es un método muy usado y del cual muchas veces se ha abusado. Su valor esta en la enseñanza de clases muy numerosas y cuando no hay libros de textos para los alumnos. Este método debe ir acompañado de ayudas visuales en lo posible. Se emplea mucho para clases de adultos. Algunos creen que es fácil enseñar así, pero en realidad es difícil hacerlo bien.

2. PREGUNTAS Y RESPUESTAS.
Sirve este metido para repaso o aprendizaje. Es cuando se permite a los alumnos hacer preguntas en la clase sobre el tema que se esta enseñando. Pueden ser también preguntas preparadas de antemano por el maestro. Las puede contestar el mismo maestro, otra persona invitada, un panel de personas, o los alumnos.

3. DRAMATIZACIÓN O REPRESENTACIONES.
Estos pueden ser pequeños dramas espontáneos. Trayendo en vida la lección estudiada. Pueden ser dramas preparados previamente por un grupo de alumnos o un individuo. Pueden dramatizar una historia bíblica o un principio bíblico. A los niños les gusta “jugar a la casita” o imitar a otras personas. El drama permite que ellos absorban más de la lección al “vivarla”.

4. PROYECTO O MANUALIDAD.
Es una actividad que la clase toma en conjunto y aprende al hacer el proyecto. Es para profundizar el conocimiento, o para expresar el aprendizaje de la lección. Por ejemplo, los alumnos pueden armar el tabernáculo de cartón, al arca de Noé con animales de plastilina o armar un escenario bíblico.

5. DISCUSIÓN O DIALOGO.
Es cuando cada miembro de la clase participa (o tiene oportunidad de hacerlo) con sus opiniones, sus ideas, y sugerencias. Se llama también “mesa redonda” significa que no hay alumnos que tengan más voz y voto, sino que todos son iguales. Los temas deban escogerse con cuidado ya que hay temas que no sirven para discusión. Para una discusión debe haber varias alternativas. Discusión es escudriñar la verdad en forma conjunta buscando la solución de los problemas.

6. DEBATE.
Es parecido al diálogo, pero sólo se presentan dos alternativas; a cada grupo o persona le toca defender y probar su punto de vista. Se puede dividir la clase en dos, o tener dos personas que representen al grupo. Algunos temas sirven para un debate: ¿es pecado mirar televisión? ¿Qué versión de la Biblia es la mejor?

7. HISTORIA, RELATO O ILUSTRACIÓN.
A todos nos gusta una buena historia, un relato de la vida real o imaginario, quizás una historia misionera o una experiencia personal. Las historias bíblicas generalmente forman parte de las lecciones para los niños y en muchas lecciones de adultos se incluye ilustraciones o historias para ayudar la comprensión de la lección. Sin embargo, hoy se ha perdido el arte de relatar historias. Se acostumbra relatar en voz monótona, sin expresión ni sentimientos, haciéndola aburrida. Un maestro que sabe utilizar bien este método llega lejos en su enseñanza y sus alumnos le amarán. Se recomienda ilustrar la historia en lo posible.

8. AYUDAS VISUALES.
Son muchas las clases de ayudas visuales que hay. Hablaremos de cada una por separado. Se calcula que del 75 al 90% de 10 que se aprende entra por la vista. Ayuda a la persona a aprender más con mayor rapidez y permite que pueda recordarlo más tiempo.

Ayuda al maestro con un problema bíblico: que las personas, sus viviendas, su comida, su medio ambiente eran muy diferentes a nuestra vida de hoy, y las ayudas visuales hacen entender a los niños la vida y costumbres de tiempos bíblicos de la antigüedad. Examinemos la variedad de ayudas visuales con que podemos contar. ¿Cuál se aplica a tu necesidad?

LA EDUCACION EN LA IGLESIA

(Manual de Trabajo)

TEMA 6 – ACTIVIDADES DE REPASO

Las actividades de repaso son muy efectivas para que el niño fije la historia o lección en su mente, estamos logrando que el niño haga, ya ha escuchado la lección, ha visto a los personajes, de acuerdo a las diferentes formas o maneras que hay para exponer una historia o lección, ahora es la parte en que el niño ha de hacer o practicar.

Estas actividades ayudan al niño a fijar en su mente las partes más importantes de la lección.

Las actividades de repaso en su mayoría son juegos adaptados a las lecciones.

A continuación algunos ejemplos de estas actividades:

1. DRAMA DIRIGIDO.

Este Tipo de Actividad de Repaso Incluye a la Mayoría de los Niños de la Clase, Usted Dirige la historia contando la historia pero utilizando acciones que los niños van a realizar, haga que ellos caminen, salten, duerman, griten, etc., es usted quien tiene que dirigir con acciones específicas lo que quiere que ellos realicen.

2. DRAMA.

Es la actividad más conocida cada uno de los niños hará de un personaje y puede dejar a la imaginación de ellos para que desarrollo del mismo. Requiere que la lección que haya expuesto sea concisa y que muestra mucha acción más que palabras.

3. DRAMATIZARLA CON TÍTERES

4. JUEGOS CON PREGUNTAS

a. Sí/no. El maestro hace preguntas. Los niños contestan con un movimiento determinado por el maestro. Por ejemplo, si los niños quieren contestar “sí,” saltan. Si la respuesta es no, sacuden las manos.

b. Ganar puntos. Dividan los niños en dos equipos. Cuando el niño contesta correctamente gana un punto por su equipo.

c. Tres en Raya. Esta es una actividad con preguntas dividiendo la clase en dos grupos, es necesario establecer las reglas antes de comenzar con la actividad, haga que los niños respondan a preguntas sobre la lección y el niño que responda estará habilitado para realizar el juego.

d. El Dado. Dividan los niños en dos grupos. Escriban seis actividades con un número en la pizarra o en una hoja de papel. El número rodado con el dado señala la actividad que el niño necesita hacer para ganar los puntos correspondientes.
Por ejemplo:

  • Haz rodar el dado otra vez.
  • Da un ejemplo de cuando puedes orar (si la lección era sobre oración, deben dar un ejemplo de cómo se aplica la lección)
  • Halla el versículo en la Biblia (sólo si los niños ya han aprendido cómo buscar versículos en la Biblia.
  • Di el versículo de memoria
  • Di algo que pasó en la historia
  • Pierdes tu turno

e. Un Tablero con Dados

El tablero–se puede hacer un tablero con papel o lo puede dibujar en la pizarra.

La ficha–pueden usar hojitas de papel con “escotch” atrás para que no se caigan de la pared.

El dado–se puede hacer con papel.

 

 

f. Acróstico

El maestro escribe una palabra importante de la lección y los niños escriben algo que han aprendido de la lección que comienza con cada letra.

Nadie le creyó
Obedeció a Dios
Entró al arca

g. Palabras cruzadas
h. Prueba escrita

LA EDUCACION EN LA IGLESIA

(Manual de Trabajo)

TEMA 7 – MEMORIZACION DE VERSICULOS

¿Qué dice el versículo? Oír – Mirar – Escribir – Decir

¿Qué significa el versículo? Para cada edad del niño -  Explore definiciones – Discuta el significado -
Ilustre

¿Cómo lo aplicamos a nuestras vidas?- La palabra de Dios debe tener aplicación en la vida diaria
Úselo en la vida diaria
Recuerde un versículo Algunos bien memorizados son mejores que muchos no aprendidos
Práctica regular
Refuerzo Positivo (motivación)

Cómo enseñar un versículo: - ¿Qué dice el versículo?
¿Qué significa el versículo?
Definiciones de palabras
Explicar el fondo, autor, etc.
Ilustrar con ejemplos, dibujos, etc.
Preguntar a verificar su comprensión

Actividades de práctica (una oportunidad de hacer algo): Aplicación

Actividades de Repaso: Guiar un drama
Dar instrucciones(Acróstico)
Escoger un voluntario
El juego del tablero

APLICACIÓN DE LA LECCIÓN O EL VERSÍCULO MEMORIZADO

Es necesario que la lección o el versículo a memorizar que se dé a los niños tenga una aplicación práctica para sus vidas, es decir que ellos no simplemente escuchen una linda historia con gente linda que habló con Dios, amo a Dios, hizo lo que Dios les dijo, etc, sino que ellos puedan ver reflejado en sus vidas esta experiencia.

Pida la ayuda de Dios para saber cuál es la necesidad de los niños en ese momento, él le guiará a saber cuál es la aplicación que debe mostrarles de acuerdo a las necesidades que tengan en ese momento.

Para esta parte es necesario ser amigo de los niños, cuando uno tiene un amigo, fácilmente uno puede darse cuenta de que el lo que le está afectando en su vida y podemos sin preguntar hacer algo para ayudarlo. De igual forma si somos amigos de los niños podemos saber cuales son sus problemas, dificultades, sean grandes o pequeñas, tome en cuenta que los problemas de los niños en comparación de los nuestras muchas veces nos parecen tonterías, por ejemplo el hecho de que a un niño le tocaba subir al resbalin y no lo dejaron es un problema muy grande, para el caso debemos ser sabios para poder ayudarlos en problemas tan pequeños pero que para ellos son muy importantes. Sea parte de ellos, parte de sus problemas, parte de sus vidas, y podrá encontrar con la ayuda de Dios lo que necesita aplicar a sus pequeñas vidas.

ACTIVIDADES DE MEMORIZACIÓN

PRINCIPIANTES O PÁRVULOS

  • Versículos simplificados: Adapte las palabras para que los niños puedan entender el mensaje.
  • Movimiento con las manos.
  • Pasar de uno a otro: Los niños se sientan en un círculo y pasan un objeto mientras que la profesora canta. Cuando la profesora deja de cantar, el niño que tiene el objeto dice el versículo. Continúe hasta que todos lo hagan por turnos.
  • Diversión con títeres: Después de aprender el versículo correctamente haga que el títere se equivoque con las palabras.
  • Los niños le corrigen.
  • Canciones.

NIÑOS INTERMEDIOS

  • Movimiento con el cuerpo.
  • Cifras o Claves.
  • Lanzar: El niño que recibe el objeto lanzado dice la palabra del versículo que sigue.
  • Poner las palabras en el orden correcto.
  • Borrar una palabra.
  • La profesora dice un versículo mal y los estudiantes le corrigen.

LOS JÓVENES / LOS ADULTOS

  • Practicar con un compañero.
  • Un concurso. Todos los estudiantes se ponen en fila. El primero dice la primera palabra del versículo, el segundo la que sigue, etc. Cuando alguien se equivoca, se sienta. La última persona que se queda de pie gana.
  • Los estudiantes piensan de todas las maneras que pueden aplicar el versículo a su vida.
  • Anime a los estudiantes a practicar los versículos en momentos desocupados.
  • Cante canciones de las Escrituras.
  • Escríbalos en un diario de versículos, escríbalos en su calendario, póngalos en su cartera o en su bolsillo, cuélguelos en la casa (en los espejos, en el refrigerador, etc.)

 

 LA EDUCACION EN LA IGLESIA

(Manual de Trabajo)

TEMA 8 – NARRANDO HISTORIAS

¿Quién es el mejor narrador de historias? Dios. Dios es el primer y el mejor narrador. Él abre su Libro con la historia de la creación. Nos dice lo que hicieron Adán y Eva, y aún las palabras que dijeron. No escribió un ensayo como un filósofo de cómo el malo entró el mundo. No. Simplemente relató la historia de lo que pasó.

Cuando llegó la hora de dar la ley, no la dio como un reporte aburrido. La ley vino desde la cima del monte con truenos, fuego, y humo. Dios es el narrador original. Entonces la primera razón que debemos contar historias es que la historia es un medio muy importante que escogió Dios para comunicar.

La segunda razón porque debemos contar historias de la Biblia es que estas historias proveen modelos que los niños pueden seguir. Las historias son más poderosas en la mente del niño que meras frases porque expresan conflictos y sentimientos, y no sólo los hechos. En las historias el niño encuentra la muerte y las luchas de la vida. Aprende cómo puede contender con estas cosas en sus pensamientos y en sus sentimientos. Hay muchas cosas que no querríamos que aprenda por la experiencia real, pero puede aprender por las historias. La vida mueve despacio y limita lo que un niño puede aprender de personas vivas. Sólo en leer y en oír de vidas cumplidas puede un niño ganar tanta experiencia en poco tiempo.

Pensemos en la historia de David. Él tuvo la oportunidad de matar al rey Saúl en la cueva, pero no lo hizo. ¡Qué lección vemos de amar a los enemigos! O pensemos en la historia de los tres amigos de Daniel que no quisieron adorar la estatua de oro. ¡Qué lección de la protección de Dios sobre los que le obedecen!

La tercera razón porque contamos historias es que las historias presentan conceptos de Dios en una forma que los niños pueden entender. Los niños no pueden entender que Dios es omnipotente, pero sí pueden entender que Dios calma los mares, que sana a los enfermos, que creó al mundo. Cuando aprenden de las cosas concretas que hizo Dios, están aprendiendo atributos de Dios mismo. No pueden aprender estos conceptos sin la ayuda de las historias.

A. ENSEÑAR DE ANTEMANO

1. ¿Hay conceptos que los estudiantes necesitan entender?

A veces los niños necesitan enseñanza antes de la historia para entenderla mejor. Un ejemplo es la preparación siguiente para la parábola que Jesús contó del sembrador.

Demuestra cómo un granjero siembra las semilla por mano. Puedes ayudarles a observar mejor si discute la demostración. ¿Dispersó las semillas en espacios iguales en la tierra o se cayeron las semillas en un grupo juntas? ¿Tomó unos pasos para asegurar que el segundo puñado de semillas cayeran en un lugar nuevo y no arriba del primero?
Después de notar estos detalles, que los niños se levanten y traten de sembrar las semillas como un granjero. Después de un rato, el profesor puede declarar que el chancre ya está sembrada y que pueden sentarse.

Cuando comienza la historia, los niños oyen del granjero que sembrar sus semillas. Sus mentes entonces producen imágenes buenas de lo que está pasando–imágenes que incluyen el sentimiento del trabajo y no sólo el hecho. Puesto que han hecho la actividad de sembrar, los niños entenderán la historia mucho mejor.

2. ¿Hay preguntas que pueden contestar más tarde?

Los niños pueden escuchar para descubrir la respuesta de una pregunta específica.

Por ejemplo,

¿Por qué perdió su reino el rey Belsasar?
¿Por qué le mandó Dios a Jeremías que fuera a la casa del alfarero?
Digan qué es el mensaje importante y digan si la gente lo escuchará o no.

El profesor puede escribir la pregunta en la pizarra para recordarles. Durante la narración, los niños escuchan para descubrir la respuesta.

B. ACTIVIDADES CON LAS HISTORIAS

El paso que sigue después de la historia es el reforzamiento. Use métodos diferentes para repasar los asuntos importantes. Repita en maneras diferentes.

  • Los títeres
  • Una dramatización
  • La historia con la participación de la clase
  • Lectura coral
  • Con ilustraciones
  • Una discusión
  • Actividades de arte
  • Un juego de pregunta y respuesta

 LA EDUCACION EN LA IGLESIA

(Manual de Trabajo)

TEMA 9 – ANZUELOS

Los anzuelos, como es sabido sirven para atraer a los peces y son una de las formas más efectivas de pescar. Si uno tiene una caña de pescar, la carnada, la canasta para poner los peces y no tiene el anzuelo no sirve de nada, a menos que quiera pasar un tiempo viendo como los peces se pasean por su lado.

El anzuelo es para sostener la carnada, es el que conecta la carnada con la caña de pescar.

Aplicándolo a una lección, tenemos la historia que es la caña de pescar, tenemos la carnada la ilustración o la ambientación de la clase, pero necesitamos jalar a los niños para que puedan estar en el lugar correcto, la canasta que es donde queremos que ellos se sitúen y pongan toda su atención.

Hay diferentes métodos de anzuelos, si uno se da cuenta el anzuelo no permite que el pez se suelte, sino que lo retiene hasta que el pescador lo suelte. Podemos aplicarlo de igual manera el anzuelo nos permite hacer que el niño tenga su atención hasta que termine la clase e incluso que lleve este estudio a su casa y lo comparta con los demás. Algunos anzuelos que podemos usar, y también esto depende de las edades de los niños. Las preguntas relacionadas con la lección pueden ser también una manera de lograr la atención de los niños.

LA EDUCACION EN LA IGLESIA

(Manual de Trabajo)

TEMA 10 – EL EVANGELISMO DEL NIÑO

INTRODUCCIÓN

Maestros de la escuela dominical quiere que cada estudiante reciba a Cristo, y desarrolle una relación personal con él. Si esto no es el deseo del maestro, no debe ser enseñando. Pero, ¿qué es la evangelización de la niñez?

La evangelización de la niñez tiene significados diferentes a personas diferentes. Para algunos, quiere decir que los niños tendrán una experiencia específica cuando ellos acepten a Cristo. Para otros, quiere decir que los niños aprenden que la fe es la única manera de vida, y crecer como cristiano de una edad muy joven.

En la Biblia, leemos que Saulo tuvo una experiencia de conversión muy fuerte. Dios le llamó con una luz y una voz del cielo. Para algunas personas, su conversión es semejante — una experiencia distinta y memorable. Pero, otras personas no tienen una experiencia fuerte. Su conversión es más un proceso.

En la Biblia, leemos que Timoteo creció como un cristiano desde una edad muy joven. Su madre Eunice y su abuela Loida le enseñaron la fe. Pablo escribió (en 1Timoteo 1:5 y 2Tim. 3:14-15) qué, “Desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.” La experiencia de Timoteo es más semejante a las experiencias de algunas personas.

En la Biblia, vemos dos tipos de conversión: una experiencia y un proceso. Hoy, cuando estamos hablando de evangelización de la niñez, no diremos que hay una manera exacta. Pero, hay principios básicos que podemos aprender y usar cuando estemos trabajando con los niños.

Primeramente, vamos a preguntar:

A. ¿POR QUÉ DEBEMOS EVANGELIZAR A LOS NIÑOS?

1. Todo el Mundo Es Pecaminoso, Incluyendo los Niños.
Romanos 3:23 dice, “por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios.”

Aunque los niños muy pequeños no pueden entender que son pecadores; en algún tiempo ellos se dan cuenta que sus acciones son contrarías a lo que Dios quiere para ellos. En este tiempo, son responsables por sus pecados.

2. Podemos Ver en la Biblia Que los Niños Son Responsables por Sus Pecados.

Mateo 18:10-11 En este pasaje se puede ver que los niños pueden perderse.

En Mateo 18:14 dice : “no es la voluntad de vuestro Padre… que se pierda uno de estos pequeños.” Este versículo muestra que los niños pueden perderse. No podemos excusar a los niños diciendo, “están demasiados pequeños.” Si los niños pueden perderse, tenemos la responsabilidad de evangelizarles.

Los niños necesitan oír que Jesús les ama, que él murió para salvarlos, y que él puede cambiar sus vidas.

Un buen entrenamiento cristiano debe guiar al niño al arrepentimiento de sus pecados, pidiendo a Dios perdón, y creencia en Jesús como su Salvador personal.

Pero, también, pueden creer – Mateo 18:6

3. Una Advertencia – Mateo 18:6

¿Que importancia da a lo que hacemos con los niños?

Los niños son impresionables – siguen ejemplos y adquieren actitudes.
Están mirándonos. ¿Qué estamos presentándoles?
¿Pueden ver el gozo de Jesús en nuestra enseñanza?
¿Pueden ver que damos importancia en la manera que hemos preparado?
¿Qué es la actitud que los niños tienen hacia la Escuela Dominical? ¿Por qué?

4. Valores y Morales

Debemos evangelizar a los niños porque ellos necesitan desarrollar valores morales cuando son pequeños, para que puedan tener suficiente fuerza para resistir las influencias negativas del mundo. Antes de desarrollar valores de los medios de comunicación como la televisión, y de sus amigos, debemos impartir los valores de Cristo. Entonces, cuando están mayores, tendrán fuerza para resistir las tentaciones e influencias del mundo.
Proverbios 22:6 – la promesa
Deuteronomio 11:19-20 Debemos comenzar cuando son niños

B. ¿CUÁNDO ESTÁN LISTOS LOS NIÑOS?

No hay una edad específica cuando los niños pueden entender la salvación. Muchos cristianos famosos, como John Wesley, fueron salvados antes de tener 6 años. No hay una edad demasiado corta. Aun cuando no entiende completamente, el niño muy pequeño puede responder a Dios.

Miriam Hall escribió:…”en cualquier tiempo en la vida de un niño, el Espíritu Santo puede hablar con el niño, revela el amor de Dios, ayudándole a experimentar pena por sus pecados, y ayudándole a entender que significa el dar su vida a Jesús. Sin embargo, es vano esperar que cada niño en cada clase debe recibir a Cristo. Unos están listos, y otros no.”

1. Antes de convertirse, hay varias condiciones que podemos ver en un niño listo para la salvación:

a. Debe tener un concepto de Dios. Debe entender que Dios le ama y que Dios quiere su amor a cambio. Los adultos y los niños necesitan aprender que salvación es una relación entre Dios e ellos.

b. Debe saber la diferencia entre lo correcto y lo malo, y tiene que poder experimentar pena al hacer el mal. El sentido de culpa para pecados debe ser que ha pecado contra Dios, no solamente contra la autoridad de sus padres.

c. Debe tener una comprensión básica de qué hizo Jesús para su salvación, y qué significa confiar en el Señor.

d. Debe tener la habilidad a hacer una elección racional.

e. Debe ser motivado por el Espíritu Santo.

Sabemos que 86% de los que reciben a Cristo, le reciben antes de tener 15 años.

Con estos porcentajes, podemos ver que los ministerios con la niñez son extremadamente importantes. Debemos preguntar si los ministerios con la niñez tienen un lugar de importancia en nuestra iglesia.

2. Las esencias de Salvación:

Antes de recibir a Cristo, los niños necesitan aprender conceptos básicos. El profesor u obrero en la iglesia o la escuela cristiana debe enfocar su enseñanza a la edad y habilidades y capacidades de sus estudiantes. Estas verdades son esenciales para la salvación:

a. El niño necesita saber que es un pecador. ( Romanos 3:23). Para entender esto, el niño necesita saber qué es pecado. Explíquelo claramente: pecado es desobediencia, pecado es mentira, pecado es defraudar, pecado es robar, etc. La razón porque son pecados es porque Dios dijo no hacerlos. Pecado es violar las reglas de Dios, y los pecados excluyen de la familia de Dios.

b. El niño debe entender que el pecado desagrada a Dios y lleva al castigo. Romanos 6:23 dice que “la paga del pecado es muerte.” Asegúrese usted que el niño entiende que “muerte” aquí no es la muerte del cuerpo, sino del alma – la parte de nosotros que seguirá viva después de morir nuestro cuerpo, será separado de Dios para siempre.

c. Dios ama al niño y no quiere que muera por sus pecados. El niño debe entender que Jesús murió por nuestros pecados e hizo lo posible para juntarnos con la familia de Dios. Esto quiere decir “nacer otra vez”. Es como nacer en la familia de Dios. Romanos 6:23 y Juan 3:16 y 17 dicen que “la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.” No se puede ganar una dádiva. Dios no nos forzará a aceptar esta dádiva. La podemos tener si la queremos.

d. El niño necesita entender que Jesús es el único que puede salvarle. Jesús nunca pecó. Era la única persona a vivir sin pecados, por eso él es el único que puede salvarnos de nuestros pecados. “Ser bueno” no puede salvarnos. Sólo Cristo es quien llevó el castigo que nosotros merecíamos.

e. Para tener sus pecados perdonados, el niño necesita creer esas cuatro cosas, y responder al amor de Dios. Tiene que recibir a Jesús como su Salvador. Esto quiere decir juntar la familia de Dios.
“Mas a todos los que le recibieron a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.” Juan 1:12

3. El proceso de recibir a Cristo incluye:

a. Arrepentimiento.
Tiene que arrepentirse. Eso quiere decir que él tiene convicción de sus pecados y dice a Dios que va a cambiar. ( Arrepentimiento en la casa con sus padres puede ayudar al niño a entender el arrepentimiento con Dios.)

b. Confesión.
El niño tiene que confesar, o hablar con Dios sobre las cosas malas que ha hecho.

c. Perdón. Tiene que pedir perdón a Dios. El niño necesita entender que después de recibir a Cristo, cuando él peca, sólo necesita confesar sus pecados, porque “Dios es fiel y justo para perdonar nuestras pecados, y limpiarnos de toda maldad.” (1 Juan 1:9). Muchos niños no entienden que no se necesita recibir a Cristo muchas veces.

4. Cómo se puede invitar a los niños a recibir a Cristo.

Los maestros de la escuela dominical tienen la responsabilidad de presentar Cristo y el plan de salvación a sus estudiantes.

Busque usted oportunidades apropiadas para compartir el plan de salvación en vez de presentar sólo el plan cada semana. Por supuesto, todas las lecciones presentarán más del amor de Dios, y algo de sus deseos para nosotros. Hable sobre la relación personal del estudiante con Cristo cuando hay algo en la lección relatado a un de lo conceptos básicos hemos visto antes.

Podría sugerir que los estudiantes hablen con usted después de la clase cuando tienen preguntas de la salvación.

5. Después de Recibir a Cristo

Cuando dice una persona “sí” a Cristo, no es el fin de nuestra responsabilidad. Necesitamos continuar el trabajo con los niños. Debemos tomar algunas medidas para desarrollar la fe del estudiante.

a. Dé a él o ella una Biblia. Explique la importancia e leer la Biblia, y sugiera una parte puede leer inmediatamente, como Juan o Marcos.

b. Escriba versículos, y los números de las páginas de los versículos usó usted a explicar la salvación. Sugiera que los versículos sean leídos más tarde.

c. Discuta las emociones — ahora y en el futuro. Cada persona tiene una reacción emocional diferente con la experiencia de conversión. Algunas están muy emocionadas, pero cuando este sentido disminuye en el futuro, pueden estar confundidos. Hable sobre la presencia de Cristo en nuestras vidas que es indiferente a las emociones tenemos.

d. Ofrezca a ir con el estudiante a compartir su decisión con alguien. Si es necesario, sugiera una persona con quien el estudiante puede compartir — posiblemente su madre o padre, el pastor, un amigo, o alguien otro.

Es de suma importancia que el niño haga su decisión por Cristo a esa edad, ya que su corazón está tierno hacia Dios y no se ha metido en los vicios y el crimen; todavía no se ha endurecido su corazón. Es más fácil ganar a un niño para Cristo que a un adulto. Mateo 19:14? dice: “Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos.”

B. ACTIVIDADES

1. Evangelismo en la iglesia.
La iglesia debiera ser el lugar donde más se predica el evangelio y donde más personas se entregan a Cristo. Pero esto no siempre es verdad, y Dios tiene que usar campañas especiales y otros esfuerzos cuando la iglesia no está ganando almas para Cristo. ¿Cómo se puede evangelizar al niño en la iglesia? Veamos algunas sugerencias prácticas.

a. Lecciones de la Escuela Dominical que enfaticen la Salvación. De vez en cuando debe haber lecciones que se presten para hacer una invitación para recibir a Cristo. Si no aparece este énfasis en el material didáctico que se está usando, el maestro tendrá que adaptar alguna lección para este fin.

b. Reuniones o clases especiales para presentar el evangelio. Con el fin evangelístico se podrán programas de vez en cuando, una campaña evangelística para niños, en horarios adecuados. Deber alcanzarse a todos los niños de la vecindad que no conocen a Cristo. Puede haber música especial, y un evangelista, pero todo deber ir de acuerdo con la mentalidad de los niños.

c. Ministración personal del maestro a sus alumnos. El maestro debe saber quienes de los niños de su clase han hecho su decisión personal de entregarse a Cristo y también quienes no lo han hecho todavía. El maestro debe buscar una oportunidad para conversar con cada uno sobre la salvación a nivel personal.

2. Evangelismo en los hogares.
Ya que muchos niños inconversos no llegan hasta la iglesia, debemos proveer y buscar otros medios para llevarles el Evangelio glorioso de Cristo, quien ama tanto a los niños. En los hogares de cristianos se puede reunir niños para ministrarles. A continuación veremos algunas maneras de lograrlo.

a. Clases Semanales de Biblia. Puede ser una clase similar a la clase de la Escuela Dominical, solamente que habrá una variedad de edades y habrá una situación más informal. Puede ser una tarde o un sábado por la mañana cuando los niños de la vecindad no tienen que ir a la escuela y podrá acudir a la clase bíblica. Entre dos madres cristianas podrán dirigir y enseñar la clase.

b. Series de 5 días. Este es un esfuerzo especial de evangelismo del niño en el hogar. Son cinco días seguidos donde se imparten lecciones bíblicas con el énfasis en la salvación de los niños. Podrá ser todas las tardes de una semana o lo que más convenga, como por ejemplo de lunes a viernes. Es muy efectivo este medio de evangelismo para los niños.

c. Aprovechando un momento especial. Aprovechar un cumpleaños, una fiesta. Cualquier oportunidad es buena para enseñar al niño acerca de Cristo. Junto con una piñata se podrá planificar una lección visualizada y una invitación a los niños para recibir al Señor Jesucristo en sus vidas.

3. Evangelismo al aire libre.

El evangelismo del niño al aire libre abarca otra rea que tiene muchas posibilidades para desarrollarla. Puede realizarse en cualquier lugar en el que se junten niños para jugar, por ejemplo en la calle o un parque. Es una buena oportunidad para llevarle allí el mensaje del evangelio.

a. En los parques. Los niños pasan a veces tardes enteras jugando en los parques o plazas, con su bicicleta, la pelota y otros juegos pequeños. Con mucha alegría estos niños se acercarán a escuchar una historia visualizada y aprender cantos sencillos de Jesús.

b. En lotes vacíos. Los varones, sobre todo se juntan para jugar fútbol en campos libres o terrenos desocupados. Luego de un partido se podrá repartir folletos infantiles o se podrá tener una clase similar a la que señalamos en los parques.

c. En una esquina. Hay barrios donde casi no hay parques y los niños juegan en la calle. Se podrá tener clases para ellos usando una esquina donde no hay tanto tránsito de vehículos.

LA EDUCACION EN LA IGLESIA

(Manual de Trabajo)

TEMA 11 – DISCIPLINA EN LA CLASE

Para llevar una clase efectiva con los niños es necesario mantener la disciplina con ellos.

Manténgase firme con las reglas y normas establecidas en la clase, repítalas constantemente hasta que los niños sepan bien de que se trata. Use normas y reglas de acuerdo a las edades de los niños, hágalo con amor.

Las normas que vaya a establecer en la clase deben ser entendibles por los niños, en lo posible escríbalas y téngalas constantemente en la clase, así podrá referirlas cuando alguno de ellos la incumpla.

No haga acepción de personas en cuanto a la utilización de las normas infringidas y las consecuencias que éstas acarrean, úselas con todos los niños y en todas las oportunidades que se presente la indisciplina.

Ponga consecuencias jerárquicas para cada infracción de las normas y haga que ellos entiendan estas consecuencias.

Cuando un niño infrinja en alguna de las reglas establecidas y tenga que cumplir una sanción indíquele porqué es que debe hacerlo en el momento, no lo haga después; la sanción debe ser al momento en que se ha infringido la regla, no después porque el niño no estará seguro de que es lo que ha hecho mal.

De igual manera cuando el niño haga algo correcto esté seguro que entiende porqué se lo esta felicitando o agradeciendo, esto ayudará a que la clase vea que es justo lo que se está haciendo.

Pregunte a la clase si entiende porqué un niño ha sido gratificado o sancionado, pero no en presencia de él, espere que el niño sea animado a continuar con la clase para tocar este tema.

Si usted tiene un niño problema en la clase utilícelo para algunas cosas que él pueda hacer con el fin de que no moleste a la clase, en casos extremos y de no poder controlarlos y si sus padres son creyentes este niño necesita ministración más personal para el cambio en su vida. No confunda a los niños hiperactivos con los niños problemas, los primeros son buenos ayudantes y en general son inquietos porque captan mejor las cosas que los demás y el resto de la clase para ellos es aburrida, como lo mencionado anteriormente haga que el participe más activamente en la clase, por ejemplo que pase las tijeras o ayude a los más pequeños, pero no haga que los demás piensen que su actitud es la mejor, sino que el merece este puesto y puede hacerlo porque en general ellos terminan de hacer las actividades más rápido o responden a las preguntas de inmediato, entonces pueden ser ejemplo para los demás.

Es imprescindible no hacer sentir a un niño que es el mejor o que es el peor, trátelos de igual manera, si tiene conflictos con algunos niños porque ellos se sienten menospreciados aclare con ellos esa actitud, en algunos casos ellos pueden entender mejor las historias y porque ellos saben esto no participan en la clase, debido a que ellos están en un nivel superior de aprendizaje piensan que son mejores que los demás aunque no participen activamente, pero ellos deben entender que si no lo hacen deberán tener las mismas consecuencias que los demás.

Aclare las reglas al principio de las clases, al principio puede ser difícil aplicar las gratificaciones o sanciones a los niños, pero el éxito depende en saber aplicarlo a todos los niños, y que ellos sepan que si hacen algo bueno usted lo gratificará con algo, puede ser una sonrisa, o ¡lo hiciste muy bien!, un premio, ser ayudante del maestro, ayudar al maestro en la clase, etc, y también él sabe que si no cumple con sus actividades y las reglas establecidas tendrá una sanción.

A. ACCIONES DEL PROFESOR

  • enseñe como querría ser enseñado
  • límites
  • reglas
  • tome autoridad
  • desde el primer día tenga listas
  • refiéralas a menudo
  • lo más específico es lo mejor
  • pocas reglas son mejores
  • insistencia es la cosa más importante
  • recompensar el comportamiento apropiado
  • por qué

La disciplina es más que un castigo

  • discuta las consecuencias con los estudiantes
  • tipos de consecuencias
  • advertencias
  • consecuencias estándar

A continuación algunas citas bíblicas que nos ayudarán a tener una buena disciplina en la clase.

B. VER A LOS NIÑOS COMO DIOS LOS VE

Sal. 127:3 Los hijos que nos nacen son ricas bendiciones del Señor.

Is. 8:18 Yo y los hijos que me dio, somos señales milagrosas para Israel, puestas por el Señor todopoderoso que vive en el monte de Sión.

Sal. 8:2 Con la alabanza de los pequeños, de los niñitos de pecho, has construido una fortaleza por causa de tus enemigos, para acabar con rebeldes y adversarios.

C. EVITA MÉTODOS POCO EFECTIVOS DE DISCIPLINA Y UNA MOTIVACIÓN ERRADA

Ef. 6:4 Y ustedes padres, no hagan enojar a sus hijos, sino más bien críenlos con disciplina e instruyéndolos en el amor del Señor.

He. 12:6 Porque el Señor corrige a quien el ama, y castiga a aquel a quien recibe como hijo.

Os. 6:1 Vengan todos y volvamos al Señor, Él nos destrozó pero también nos sanará.

Miq. 7:18 No hay otro Dios como tú, porque tú perdonas la maldad y olvidas las rebeliones de este pequeño resto de tu pueblo. Tú nos muestras tu amor y no mantienes tu enojo para siempre.

D. EXHORTE, EXPLIQUE, ANIME

1Ts. 2:11-12 También saben que los hemos animado y consolado a cada uno de ustedes, como hace un padre con sus hijos. Les hemos encargado que se porten como deben hacerlo los que son de Dios, que los ha llamado a tener parte en su propio reino y gloria.

Pr. 18:13 Es una necesidad y una vergüenza responder antes de escuchar.

E. TENEMOS AYUDA?

Sal. 32:8 El Señor dice: Mis ojos están puestos en ti. Yo te daré instrucciones, te daré consejos, te enseñaré el camino que debes seguir.

Stg. 1:22 pero no basta con Oír el mensaje; hay que ponerlo en práctica, pues de lo contrario se estarían engañando ustedes mismos.

1Cor. 10:13 Ustedes no han pasado por ninguna prueba que no sea humanamente soportable. Y pueden ustedes confiar en Dios, que no les dejará sufrir pruebas más duras de lo que pueden soportar. Por el contrario, cuando llegue la prueba, Dios les dará también la manera de salir de ella, para que puedan soportar.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s